Domingo , 28 Mayo 2017
Inicio / ESPECTACULOS / La TV abierta resiste

La TV abierta resiste

Pasó con la radio, cuando la televisión se hizo masiva. Los agoreros pronosticaron que un medio iba a acabar con el otro. Y más de medio siglo después, la radio sigue tan viva como siempre, disfrutando y adaptándose a las nuevas tecnologías, y además gozando de su vigencia y su vieja magia.

Y de un tiempo a esta parte lo mismo comenzó a suceder con la televisión abierta o de aire. Es tan alto y sostenido el crecimiento del cable, el cable Premium, el on demand y el streaming, que no son pocos los que aseguran que sus días están contados. Pero la TV abierta –al menos tal como la conocemos en la Argentina- resiste. Los canales buscaron la forma de adaptarse a los nuevos formatos (eltrecetv y mitelefe, para verlos vía web son buenos ejemplos). Y también es cierto que aún la mayor parte de la torta publicitaria se reparte entre los canales de aire (de algún modo, es similar a lo que sucede con los medios periodísticos, donde el caudal mayor de dinero sigue yendo a los diarios de papel y no a sus correlatos web, aunque en algún momento esa tendencia vaya inexorablemente a revertirse).

Lo cierto es que la producción 2017 de la tele abierta también es una muestra de cómo desde sus vertientes principales, el entretenimiento y la ficción, el medio se ocupa y se preocupa para seguir estando en las preferencias, o en el menú, de los que buscan distracción electrónica.

Los tres divos más grandes de la TV argentina tienen y tendrán aire este año. Mirtha Legrand, con sus cenas de sábado y sus almuerzos de domingo, no sólo es fuente de rating y facturación publicitaria para El Trece, sino que el contenido de su programa (la entrevista al presidente Macri y el enfrentamiento entre el actor Raúl Rizzo y el periodista Nicolás Wiñazki, por nombrar los últimos hits) resuena durante toda la semana en las redes sociales y el resto de los medios. Marcelo Tinelli, a pesar de sus flamantes actividades en la AFA y con la Selección Nacional, va a tener una nueva temporada (la 28) con ShowMatch y el Bailando por un sueño desde mayo. Y Susana Giménez, aprovechando un año que la tendrá con alta exposición como productora de Sugar (la obra de la que fue protagonista entre 1986 y 1988) acaba de anunciar que a partir de junio vuelve por la pantalla de Telefe los domingos a las 22.

Y la ficción tampoco deja de ser protagonista. Amar después de amar (ADDA), la tira de Telefe, además de dominar el rating nocturno tiene su subproducto para Internet con la webserie La búsqueda de Laura, un desprendimiento de la trama principal que protagonizan Manuela Pal y Michel Noher. Y prepara para antes de fin de año una serie sobre la vida de Sandro, que dirigirá Israel Adrián Caetano y en la que Antonio Grimau, Marco Antonio Caponi y Agustín Sullivan interpretarán al Gitano en distintos momentos de su vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *